¿Por qué el pedal del embrague de mi coche se pone duro?

Hacer presión sobre el pedal del embrague más allá de lo normal es síntoma de que se ha puesto duro y debemos repararlo. Por lo general, este componente siempre debe tener el mismo tacto. Si se pone más duro nos costará más poder hacer los cambios en el trayecto.

El embrague es uno de los elementos del coche que más deterioro presenta. Si el coche lo usamos en ciudad probablemente tenga mucho más uso y desgaste. Si se pone duro su tacto, puede que no sea algo tan grave y solo requiera de lubricación del componente, o limpiarlo correctamente. 

Sin embargo, hay momentos en los que se requerirá de una intervención por parte del taller mecánico. El selector o el disco podrían estar desgastados lo que implica una avería mayor. En Así que en esta entrada queremos darte a conocer algunas de las causas por las cuales el pedal del embrague del coche podría ponerse duro.

Causas por las que el pedal del embrague se pone duro

Antes de revisar las causas, te decimos que en recambios punto red tenemos el mejor precio en kits de embragues de marcas reconocidas. Y las tenemos en función de los principales modelos de coches del momento.

El pedal del embrague es uno de los elementos que a pesar de su trato, debería tener una larga vida útil. Sin embargo, debido a ciertos factores y al uso que se haga del vehículo, su desgaste podría ser mayor y en algún momento fallar. Bajo estas líneas veremos cuáles son las causas más importantes por las que aumenta su rigidez.

Regulación

La primera razón por la que un pedal de embrague puede estar duro es porque está mal regulado. Para que este componente pueda hacer el cambio correctamente, debe existir un espacio entre la horquilla y el pedal, y esta distancia debe ser muy precisa.

Cuando no se encuentra muy bien regulada esta distancia, puede resultar en patinado o en un aumento de la rigidez. Las consecuencias podrían ser que quememos el disco o que dañemos el plato de presión.

Algunos aspectos que nos permiten saber si el pedal del embrague se encuentra mal regulado son los olores y los ruidos. En caso de olores, debemos dejar que el embrague se enfríe para poder continuar la marcha. En el caso de los ruidos, se dan principalmente cuando cambiamos de velocidad y es debido a daños en componentes del kit del embrague que pueden endurecerlo o hacerlo patinar. 

Discos del embrague

Es común que cuando el pedal del embrague se pone duro, la causa más relevante sea el disco. Un desgaste excesivo puede hacer que no se realice la conexión central que transmite el movimiento gradualmente.

Asimismo, a medida que se va desgastando el forro de fricción del disco, el diafragma realizar presión sobre este. Esto se da porque se van alejando las pastillas del diafragma de este componente. La presión que realiza es hasta de un 40% más que si se tuviera un disco de embrague nuevo. 

Selector y sistemas de accionamiento

Esta es la más fácil de las causas por las cuales un pedal de embrague puede ponerse duro. Arreglar este problema es tan sencillo como limpiar la pieza y lubricarla para que vuelva a recuperar su tacto normal. No obstante, si al limpiar observando alguna anormalidad puede que tengamos que cambiar el selector.

Asimismo los sistemas de accionamiento pueden estar fallando. Existen dos tipos importantes: mecánico o hidráulico. En este caso hay que revisar la regulación bien sea de la guaya (que puede estar reseca) o del bombín hidráulico. Un video te mostrará que estas es una de las causas de la dureza del pedal del embrague.

Y tú ¿notas dureza en el pedal del embrague de tu coche?

No importando cuáles sean las causas, es recomendable que llegues tu coche lo antes posible a tu taller de confianza, para que hagan una revisión del embrague. Y si necesitas un kit de embrague, en recambios punto red los tenemos todos. Contáctanos para asesorarte en la compra del recambio perfecto.