El kit de embrague es un dispositivo fundamental para el funcionamiento de la mayoría de los vehículos. ¿Quiere saber cuáles son las principales piezas que lo componen? Este artículo le indica las principales claves.

Qué hay en un kit de embrague

El cambio de los kits de embrague suele ser costoso, y lo es porque una parte que se deteriora tiene que ver con el conjunto. Es por eso que saber lo que hay puede ser útil para que, en un momento u otro, hagas los cambios pertinentes.

Salvo en los vehículos automáticos, el embrague tiene los mismos componentes básicos, aunque el funcionamiento sea mecánico o hidráulico. El deterioro de una pieza tiene consecuencias en las demás, aunque este se pueda deber a varias razones. Además, y aunque es posible comprobar ese deterioro, para eso es necesario tener conocimientos de mecánica y desmontar algunas piezas.

Los kits de embrague funcionan de una forma coordinada; esto es que, todas las piezas tienen que estar en buen estado para que funcione bien. Por lo tanto, es conveniente conocer los distintos componentes:

Disco de embrague

El disco de embrague es el componente central del kit. Su función básica es la de moderar las fluctuaciones de velocidad y de par del motor cuando se trasmite a la caja de cambios. Además, también realiza la función de evacuar los restos de polvo por el desgaste de los forros. Por lo tanto, es extremadamente importante que el dispositivo funcione correctamente. Este componente suele desgastarse por el uso, pero una mala alineación también puede traer problemas.

Los discos de embrague, por lo general, se fabrican con acero en forma de lengüetas. Por otra parte, hay que señalar que la durabilidad es variable, según el modelo y el fabricante. Hay que señalar que el disco de embrague, si se conoce algo de mecánica, es el elemento más visual. Vale la pena, pues, que lo tengas en cuenta.

Collarín o cojinete de empuje

El collarín o cojinete de empuje tiene una función clave de unir el disco de embrague con el volante de inercia. Es importante señalar que, si no hay una unión entre estos componentes, no puede funcionar el kit. Los cojinetes pueden ser hidráulicos o mecánicos, en función del caso. En consecuencia, dependiendo del tipo de vehículo puede haber alguna variación en el mecanismo.

El collarín o cojinete sirve, además, para evitar desalineaciones entre el motor y la transmisión. Por lo tanto, no ha de extrañar que sea útil y que se le dé importancia. Para que no tengas problemas, el ajuste tiene que ser el correcto.

Maza de presión

La maza de presión es un mecanismo compuesto por una carcasa, un plato y un diafragma. Está unida al volante de inercia. El objetivo es apretar y destensar según las necesidades de cada momento. Es importante que la maza sea robusta porque, de lo contrario, no podrá realizar bien su función. Por ese motivo, un desgaste puede ser letal para el funcionamiento del kit completo.

¿Qué pasa cuando una maza está deteriorada? Que el mecanismo de embrague no funciona correctamente porque no se realizan las funciones de embragado y desembragado. Por lo tanto, es como si no utilizases ningún mecanismo.

Conclusión

El kit de embrague es un dispositivo clave y conviene conocerlo para saber cómo funciona. No en vano, y como principio general, cuanto antes se detecte un problema, mejor. Si tiene algún problema y conocimientos de mecánica, podrá realizar la reparación ahorrando una cantidad importante adquiriendo directamente los componentes. En Recambios Punto Red contamos con recambios de primeras marcas al mejor precio del mercado. Además, se envía el artículo en 48 horas y con una garantía de 2 años. ¡Contáctenos para saber más!