Los 6 problemas más comunes en el embrague

La detección de los problemas comunes en el embrague es fundamental para que nos podamos anticipar a los problemas. Aquí conoceremos los principales inconvenientes derivados del uso.

6 problemas comunes en el embrague que conviene solucionar

La detección de un problema en el embrague puede realizarse mediante la conducción. Eso sí, conviene que señalemos que este tipo de acciones solo valdrán para identificar el problema, no para solucionarlo.

En primer lugar, si notas que el embrague patina, probablemente hay un funcionamiento defectuoso del sistema. El segundo supuesto que señalará problemas es cuando el embrague tiene un recorrido corto. Por supuesto, lo más recomendable es que la prueba se haga más de una vez para comprobar que hay problemas.

Tenemos que recordar que los problemas en el embrague pueden ser directos o indirectos. Lo cierto es que, en ocasiones, hay problemas en otras partes del dispositivo que pueden acabar influyendo en el embrague.

Los problemas más recurrentes relacionados con el funcionamiento del dispositivo son los siguientes:

1. Cable del embrague averiado

El cable del embrague tiene la función de facilitar el cambio de marcha para que el funcionamiento sea óptimo. Si el cable está deteriorado, no se podrán soltar los discos del embrague y, por lo tanto, habrá problemas de funcionamiento. Eso sí, el deterioro puede deberse a múltiples razones, de ahí que sea interesante que lo podamos comprobar.

2. Fallos en el pedal

El pedal de embrague se desgasta de forma natural como consecuencia del uso, aunque es posible que haya alguna situación que lo deteriore de golpe. Este es el motivo por el que conviene que comprobemos si el problema está ahí o en otra parte del dispositivo.  Hay que recordar que el deterioro del pedal es potencialmente peligroso, de ahí que se tenga que buscar una solución cuanto antes.

3. Fallos en el disco

El disco de freno es fundamental para el correcto funcionamiento del embrague y el desgaste es también una situación recurrente. Si tus conocimientos de mecánica son limitados, una buena opción es comprobar cuál es el kilometraje porque ese detalle permitirá saber si es el momento del cambio.

4. Desgaste de los cojinetes

El cojinete de empuje es fundamental para que la transmisión de la fuerza de desplazamiento sea la indicada. Si hay un desgaste, y es normal que lo haya pasado un tiempo, el embrague no funcionará con normalidad. El cojinete se podría cambiar y, con ello, evitar una avería más grave. Hay que señalar que, en ocasiones, un mal uso de las marchas puede influir en el deterioro.

5. Suciedad

La suciedad en el disco puede deberse a varios motivos y, en ocasiones, indirectos. El aceite genera problemas en el funcionamiento habitual, de manera que interesará asegurarse de que este componente está limpio.

6. Embrague quemado

Este es, sin duda, uno de los problemas más complicados porque requiere de un cambio de embrague. Si has llegado al punto de quemado, tendrás que cambiar todo el kit.

Conclusión

Conocer los problemas comunes en el embrague es importante porque, en algunos casos, la reparación se puede asumir. La principal pregunta que nos podemos hacer es dónde encontrar componentes de embrague o el kit completo a un buen precio.

Recambios Punto Red es un comercio online que ofrece la posibilidad de realizar compras de componentes de automoción para particulares. Disponemos de todo tipo de elementos de todas las marcas del mercado y al mejor precio. Por otra parte, hay que señalar que también ofrecemos una garantía de dos años para que ganes en tranquilidad.

¿Quieres cambiar tú mismo el embrague y ahorrar tiempo y dinero? No dudes en consultar tus dudas y ver nuestro catálogo.

https://recambiospuntored.com/kits-de-embrague/