Estos son los problemas más comunes del embrague

¿Para qué sirve un embrague? Es el mecanismo que, gracias a la fuerza de fricción permite transmitir la fuerza del motor hacia las ruedas. Pertenece al componente de la transmisión, que activa o desactiva la transmisión de energía mecánica desde el motor a la caja de cambios y de ahí a las ruedas.

Sin embargo, debido a su funcionalidad, es uno de los elementos que más tiende a desgastarse, y con el tiempo debe ser reemplazado. En Recambiospuntored disponemos de un amplio catálogo de kit de embragues para que puedas escoger el que necesites, dependiendo del modelo de tu coche.

Por tanto, para esta entrada vamos a repasar cuáles son los problemas más comunes de este elemento. Repasamos los 4 más importantes para que, en caso de que los presentes, no dudes y vayas al taller de confianza para que lo reemplaces. 

Problemas de embragues – los 4 más importantes

En este punto revisamos los 3 problemas más importantes de un embrague, también conocido como clutch, cróchet o cloche. Muchos de ellos tienen solución empleando con eficiencia este componente, y haciéndole su respectivo mantenimiento. 

Fallos de ajuste o reglaje

El primero de los problemas más comunes a la hora de revisar un embrague. Este sistema requiere de precisión a la hora de ser instalado, todas sus piezas, para que las mismas puedan permanecer ajustadas. Una mala instalación, acompañado de una deficiente conducción provocarán holguras, desajustes y una menor vida útil del componente. 

Deslizamiento del embrague 

Otro de los problemas más comunes. Este inconveniente con el embrague causa que el coche arranque de forma más lenta de lo normal, aunque en este caso, el motor esté funcionando de forma perfecta. 

¿Cómo notarlo? Cuando se suelta el embrague para acelerar el coche avanza de forma lenta, pero el motor indica altas revoluciones. Esto es más frecuente en las marchas superiores. 

El mensaje que transmite es desgaste, con lo que tiene una superficie menor para sujetar el volante. En este caso, el motor transmitirá menor rotación a la transmisión. Si quieres ver de forma práctica la detección de este problema, puedes ver el siguiente video sobre embragues gastados. 

Dificultad para realizar cambio de velocidad

Hay dos tipos de sistemas en el caso de embragues:

Cuando existe dificultad de realizar cambios con un embrague hidráulico, esto indica problemas con los cilindros, bien sean maestros o esclavos, incluso con ambos. Sentirás el pedal como esponjoso y suelto a la hora de realizar el cambio de marcha.

En el caso de un sistema mecánico, el problema puede involucrar uno o varios componentes, como el disco, la placa de presión, palanca o cojinete de liberación. También pueden existir problemas con la palanca de cambios o la guaya.

Avería del bombín del embrague

Otro de los problemas asociados tiene que ver con el bombín del embrague. Este dispositivo se encarga de enviar presión al líquido del circuito hidráulico para acoplar o desacoplar el embrague, y tiene un retenedor hermético para que el fluido no se escape. Cuando se estropea, el fluido se escapará con cada pisada del pedal.

Lo notarás al instante porque el pedal se volverá mucho más blando de lo normal. Asimismo, no tiende a recuperar todo el recorrido, sino que tenderá a quedarse como a medias. 

No esperes una avería mayor, contacta con los expertos de Recambios Punto Red

No esperes más y ven a Recambios Punto Red y disfruta de una gran variedad de recambios para las principales marcas automotrices. Te ofrecemos el mejor precio y si estás lejos, tenemos envío gratis en toda la península, en menos de 48 horas. ¿A qué esperas para contactarnos?