¿Se debe realizar mantenimiento de los amortiguadores del coche?

El mantenimiento de los amortiguadores del coche es una operación necesaria por varios motivos. Es bueno que conozcas cómo y cuándo tienes que atender esta cuestión.

Mantenimiento de los amortiguadores del coche: Aspectos a considerar.

amortiguadores

Los componentes del coche tienen que revisarse cada cierto tiempo y los amortiguadores no son una excepción. Hay que señalar que este tipo de componente es imprescindible para una conducción cómoda. Eso sí, para que esta operación funcione bien, has de tener en cuenta una serie de cuestiones.
Lo primero que hay que seguir es un principio de prudencia, tanto en las revisiones como en la conducción. Una conducción inteligente que evite los baches es una de las mejores garantías de que no habrá problemas. Por lo tanto, cuando se habla del estado de los amortiguadores se ha de tener en cuenta esta cuestión. La idea es que a medio plazo puedas mantener los amortiguadores en mejor estado para no tener que cambiarlos antes de tiempo.

Los amortiguadores averiados pueden generar problemas en las ruedas, en el frenado y en la carrocería. En consecuencia, te conviene, y mucho, tener presente que esta cuestión es de seguridad, de ahí que sea un aspecto central en las revisiones de la ITV.

El mantenimiento de los amortiguadores tiene, pues, que guiarse por los siguientes principios:

  1. Kilometraje y mantenimiento de los amortiguadores
    El kilometraje es el mejor criterio en caso de que no hayas tenido problemas previos. El motivo es que la circulación genera un desgaste y suele ser un criterio bastante exacto. Por norma general, deberías hacer una revisión cada 20.000 kilómetros. En condiciones normales, unos amortiguadores funcionarán bien hasta los 80.000 kilómetros. Es importante que, a partir de ahí, te plantees la necesidad de hacer los cambios pertinentes.
  2. Antigüedad y mantenimiento de los amortiguadores
    El criterio de antigüedad es otro motivo para que realices revisiones periódicas a los amortiguadores. No en vano, has de tener presente que estos componentes también se exponen al óxido y a otro tipo de cuestiones. Lo ideal es que, si circulas poco con el coche, ordenes una revisión cada cuatro años.  No en vano, un coche poco utilizado también puede tener problemas en esta área. Esta es la mejor manera de descartar problemas que puedan, a la larga, tener consecuencias no deseables.
  3. Problemas sobrevenidos y mantenimiento de los amortiguadores
    Los anteriores supuestos se dan si no has notado ningún problema en los amortiguadores. Ahora bien, es innegable que te puedes ver en estas situaciones. Si notas que la capacidad de absorción de la suspensión es menor ante los baches o que tienes problemas de frenado, quizás te convenga echar un vistazo. El consejo es que, cuando sospeches que hay un problema en los amortiguadores, lo soluciones.
    Conclusión

El mantenimiento de los amortiguadores del coche es una acción que contribuirá a alargar la vida útil de los mismos.

Esta es una acción relativamente fácil de realizar y que te servirá para adelantarte a los posibles problemas. A diferencia de otro tipo de situaciones, puedes controlar mejor el proceso de revisión para que no haya ningún problema.

¿Necesitas cambiar amortiguadores y no quieres gastar el dinero de una reparación?

Una opción interesante es que puedas encargarte tú mismo de hacer el cambio si eres mañoso. La tienda Recambios Punto Red dispone de una amplia gama de amortiguadores de todas las marcas, modelos y los mejores precios. Tienes una garantía de dos años y dispondrás de tu componente en manos de 48 horas en la Península. La compra de componentes de automoción te puede ayudar, y mucho, para hacer tus cambios con confianza.
Contacta en nuestra web para realizar tus compras. Esta es una buena manera de ahorrar dinero y seguro que lo agradecerás.