Cómo cambiar los discos de freno | Te lo contamos

Vas por la carretera y de repente tu coche tiene problemas para reducir su velocidad. Vas al mecánico y te dice: ¡hay que cambiar los discos de freno! La vida útil de los que tienes ha llegado a su fin. Y no hay nada peor que desplazarse con estos elementos deformados o desgastados, porque estaríamos siendo un peligro latente para transeúntes y conductores.

En esta nueva entrada de Recambios Punto Red te ampliamos la información sobre como cambiar los discos de freno por tu cuenta. Son pasos sencillos y que si los realizas con nuestras indicaciones, te garantizamos éxito total a la hora de sustituir estos componentes sin ir a un taller mecánico.

¿Qué herramientas necesito para cambiar los discos de freno?

Antes, queremos decirte que en Recambios Punto Red somos expertos en recambios. Tenemos el mejor inventario de discos de frenos y también de pastillas, para garantizarte ¡la mejor frenada! Además, somos los únicos con un asesoramiento telefónico de primera, porque garantizamos que tendrás el elemento perfecto que tu coche necesita.

Si no vas a un taller y crees tener la capacidad para hacer este trabajo, ¿qué necesitas para cambiar los discos de freno? Pues no te preocupes que aquí te lo contamos:

·                Lo primordial: guantes y lentes para proteger tus manos y ojos, además de ropa de trabajo que no perjudiques con manchas por la manipulación de estos materiales, que pueden tener grasa, suciedad y más.

·                Gato hidráulico para levantar el coche, desmontar las ruedas y tener acceso a estos elementos.

·                La famosa llave de cruz para desacoplar las tuercas de las llantas y una llave plana, especial para desacoplar las pinzas de las pastillas.

·                Destornillador.

·                Limpiador de frenos.

·                Cepillo metálico y de cerdas plásticas.

·                Sujeta cables.

·                Si es posible, otros especialistas recomiendan tener llaves de impacto, llave dinamométrica y alicates.

¿Qué pasos seguir para cambiar los discos de freno de mi coche?

Antes de empezar: recuerda que cada coche tiene un diseño de pastillas de frenado específicas, acorde a su tamaño y potencia. Por tanto, debes comprar un modelo similar o de calidad superior al que viene de serie. Ahora colocamos manos a la obra con los pasos para que cambies tus discos  de manera correcta.

Estaciona el coche correctamente y acondiciónalo

Es lo primero que debemos realizar, estacionar el coche en un lugar donde no tenga posibilidad de rodarse. Puede ser algún sitio plano o en nuestro garaje. Si son los frenos delanteros, trata de inmovilizar las ruedas traseras con elementos que impidan su movimiento (aparte del freno de estacionamiento).

Una vez que tu coche esté en la posición correcta, gira la dirección en sentido de la llanta que intervendrás. Luego, desacopla las tuercas de la llanta a la que intervendrás el disco y eleva el coche. Esto facilitará la extracción de la llanta y el acceso al disco.

Desconexión de piezas

Cuando tengas acceso al sistema de freno, antes de colocar manos a la obra, debes desconectar el sensor de desgaste. Esto es una recomendación especialmente para coches nuevos. Coloca especial cuidado de no dejar el cable suelto, pues es delicado y se puede dañar.

Lo siguiente es intervenir el sistema de freno, pero antes debes retirar la pinza de frenado. Para ello requerirás liberar presión del circuito, abriendo el tapón de su depósito (que se encuentra en el compartimiento del motor).

Luego debes aflojar las pinzas. Para ello y con ayuda de la pinza plana o llave de tuercas, afloja las dos tuercas que la sostienen por la parte trasera. Una vez que las has retirado, la pinza la puedes extraer con tus propias manos.

Coloca el disco nuevo

Una vez que ya retiras las pinzas, es momento de sacar el disco viejo y colocar uno nuevo. El disco viejo está fijado al eje (soporte) a través de un tornillo. Debes desacoplarlo y con ello podrás retirarlo fácilmente con las manos.

Agarra el disco nuevo y colócalo en el mismo lugar del viejo. Coloca el tornillo de ajuste en el sitio que lo sacaste nuevamente y aprieta hasta que el disco nuevo no se mueva. Algunos expertos recomiendan tener una carraca para dar el ajuste perfecto.

Es importante que antes de colocar las pinzas limpies la superficie de tu nuevo disco. Se requiere que esta superficie esté lo más limpia y libre de contaminantes, sucio, manchas o líquido en la medida posible. ¿Qué evita esto? Que el disco o las pastillas suenen.

Coloca la pinza

Por último, sustituye las viejas pastillas de freno por unas nuevas. Luego, coloca la pinza sobre el disco y fíjalo con las tuercas respectivas y la llave plana. Vuelve a conectar el sensor de desgaste y presiona nuevamente el líquido de frenado cerrando el depósito; presiona el pedal de forma intermitente y luego pisa a fondo. Así, el sistema de frenado comenzará a ajustarse de manera correcta.

Los mejores consejos para cambiar los discos de freno ¡solo en Recambios Punto Red!

Esperamos que puedas cambiar los discos de freno de la mejor manera siguiendo nuestros pasos. Y si necesitas recambios de cualquier tipo, no pierdas más tu tiempo en consultas digitales. En Recambios Punto Red tendrás el recambio que tu coche necesita, con la mayor calidad y el menor precio. ¡Contáctanos!