Montar un sistema de embrague monomasa a un vehículo que tiene montado sistema bimasa

El montaje de un embrague monomasa en los sistemas de volante bimasa es posible siguiendo una serie de pautas. Este artículo indica cuáles son los principales pasos que hay que seguir.

El montaje de un embrague monomasa en un sistema bimasa

Montar un embrague monomasa en un sistema bimasa es posible y existen varios motivos por hacerlo. En primer lugar, porque los embragues monomasa tienen un funcionamiento más sencillo. Ahora bien, la principal razón, y que marca la diferencia, es que son mucho más económicos.

La buena noticia es que hay compatibilidad, lo que facilita las cosas. Es posible realizar una instalación de un embrague monomasa en un sistema bimasa. Y, por lo general, hay que señalar que este tipo de instalación es recomendable en los vehículos de una cierta edad. Aunque es verdad que genera más ruido, sí es una opción a considerar en estos casos y en vehículos de cilindrada baja o media. No en vano, el perjuicio que pueda ocasionar a la caja de cambios es inferior al coste de colocar un embrague bimasa.

Ahora bien, lo cierto es que hoy la mayoría de vehículos incluyen, por defecto, un sistema bimasa. ¿Cómo montar un embrague convencional? Aquí se dan las claves para que el proceso sea exitoso:

Elevación y desmontaje

Lo primero que hay que hacer es elevar el coche con el gato o con la plataforma de que se disponga. Y, seguidamente, se tiene que desconectar la batería y extraer las dos ruedas delanteras. Es imprescindible que la batería esté apagada por cuestiones de seguridad.

Quitar las piezas del embrague

El proceso de quitar las piezas tiene que ser ordenado para que no haya problemas después. En primer lugar, hay que retirar los controles correspondientes a la caja de cambios. Posteriormente, se tendrá que quitar el control del embrague, el motor de arranque y la transmisión. Finalmente, y hay que tener mucho cuidado, se retirarán los controles de la caja de cambios y la propia caja de cambios. Cuando se haya realizado este paso, se podrá retirar el propio disco.

Limpiar el volante motor

La limpieza del volante motor es otro de los pasos fundamentales. No en vano, hay que pensar que el volante puede mancharse por aceite, polvo o por el propio desgaste. Por otra parte, hacerlo con una lija fina es una opción interesante.

Montar el disco del embrague monomasa

El montaje del disco de embrague es, en principio, sencillo si se dispone de un acoplador. En este caso, se tendrá una idea aproximada del encaje y el proceso será mucho más sencillo. Eso sí, conviene señalar que, de lo contrario, se tiene que comprar el centrador. Una vez que ya dispongamos del encaje, habrá que insertar el disco y apretar los tornillos.

Colocar el cojinete y el resto de las piezas del embrague monomasa

La colocación del cojinete es el siguiente paso, de la misma manera que se quitó en su momento. Y, finalmente, habrá que colocar el resto de las piezas que se quitaron en su momento, siguiendo el orden inverso al inicial. Conviene señalar que, si falta alguna pieza, la colocación no será la correcta. Finalmente, y cuando ya se tenga todo listo, habrá que arrancar el coche y comprobar si el nuevo embrague funciona.

Conclusión

El cambio de un sistema de embrague monomasa es capital en el caso de que haya un problema. Ahora bien, conviene señalar que es preferible que una persona se encargue de realizar el cambio si tiene capacidad y conocimientos de mecánica, porque ahorrará tiempo y dinero. Existen proveedores como Recambios Punto Red que cuentan con recambios de todas las marcas con el mejor precio y garantía de 2 años. ¡Contáctenos para que le enviemos su componente en un máximo de 48 horas!